Lunes, 23. Enero 2017
  • Saldo negativo deja 2016

    2106 marcó el primer año de gobierno de las autoridades electas en los comicios de 2015 y es necesario decirlo: nadie o ninguno ha sido capaz de responder positivamente a las expectativas que se llegaron a tener antes del cambio de gobierno. O estamos igual o vamos de mal en peor.

    A nivel estatal y municipal, así como en el plano legislador, todo va con más de lo mismo: la misma ineficiencia e insensibilidad de siempre.

    Tan malo Ricardo Gallardo como Juan Manuel Carreras, con tan malos resultados los diputados locales que los federales, en ambos casos, reprobados.

    Bien se tiene entendido que en el caso del ayuntamiento de San Luis Potosí hay un gobierno basado en acciones populistas que está pensando en las elecciones de 2018 para luego encaramarse a la gubernatura en el 2021. Todo lo que se hace en el ayuntamiento está encaminado a hacer de Ricardo Gallardo una figura atractiva y para ello, se vale de regalos y dádivas a más no poder.

    A la prensa le va muy bien con el alcalde capitalino que programó contratos con medios por 23 millones de pesos, de ahí que casos tan graves como el de Sandra Sánchez Ruiz y la presunta compra irregular de medicamentos por 70 millones de pesos, haya pasado prácticamente inadvertida.

    También es sabido que el gobernador Juan Manuel Carreras López ha resultado tan gris y pusilánime como lo fue Fernando Toranzo Fernández. Un año de gobierno estatal sin pena ni gloria con un gabinete de colaboradores inmovilizado por su ausencia de creatividad y su nula iniciativa.

    En  el Congreso del Estado,  la mayoría de diputados del gobernador, es decir, los del PRI, PVEM y PANAL han hecho del Legislativo un poder sumiso al Ejecutivo, lo cual no es ninguna novedad. Si acaso fuera poco el hecho de que el Congreso no es un contrapeso al gobernador, hay que sumarle sus diarios escándalos, controversias y polémicas propias de políticos de medio pelo. Y si todavía fuera poco para desalentar a cualquiera, habría que sumar su pobre productividad pues cerrarán el año con unas 300 iniciativas pendientes.

    También ha sido pésimo año en materia de seguridad pública. Se incrementaron los homicidios a niveles tan graves como los que se tenían en 2011 y 2012. El año estará cerrando con más de 500 homicidios. Lo mismo, más secuestros y más extorsiones, pero también más robos.

    El año ha sido más negro de lo que se habría esperado luego de la llegada de nuevas autoridades pues, por ejemplo, el estado sigue siendo un muy mal lugar para vivir para las mujeres. En este año habrían sido asesinadas 36 mujeres pero no se sabe en cuantos casos la Procuraduría General de Justicia valoró esos casos como feminicidios. El más reciente de ellos fue el de Eloisa, asesinada por su ex pareja en Ciudad del Maíz el 14 de diciembre.

    Leer más...
  • Autoritarismo en el transporte público: el caso del Metrobús

    Sin el apoyo ciudadano, con un estudio técnico parcialmente desechado, y sin tomar en cuenta los graves daños a la movilidad, al comercio, al medio ambiente y a la productividad, el gobierno del estado ha decidido construir el sistema de transporte colectivo conocido como Metrobús a lo largo de la Avenida Industrias.

    Al Ejecutivo estatal poco le importó el estudio que la pasada administración, encabezada por Fernando Toranzo, mandó hacer a FOA Consultores, una empresa especializada en proyectos de movilidad urbana y del cual se desprende que el corredor ideal para esta nueva modalidad de transporte público para San Luis Potosí, es el de la Carretera 57 San Luis Potosí-Querétaro.

    Leer más...
  • Comprador compulsivo de reconocimiento

    Victoriano Martínez Guzmán

    No son pocas las colonias en las que los vecinos se reúnen preocupados por la ola delictiva que se ha desatado en la ciudad, ni tampoco son pocos los casos en que a esas mismas reuniones alguno de los invitados llega tarde porque “acaban de robar en la casa de (ponga aquí el pariente que se le ocurra)”.

    Tampoco son pocos los casos en los que en esas reuniones hay manifestaciones de extrañeza porque la ola de robos se incrementó tras el arribo de Ricardo Gallardo Juárez a la alcaldía. Una coincidencia que genera desconfianza en las propias reuniones por temor a que, entre los asistentes, haya algún simpatizante al servicio de la gallardía.

    Una desconfianza que no tendría por qué presentarse, de no ser porque con la avasalladora campaña mediante la que, a base da dádivas, pretende –y logra en muchos casos– comprar simpatías y lealtades, algo muy lejos de una genuina intensión de ayudar a los “más necesitados”.

    Leer más...
  • Rubí, los medios, los oportunistas y nuestro bajo nivel cultural

    Alejandro Rubín de Celis

    El "fenómeno Rubí" ha puesto al descubierto -entre muchas otras calamidades- el oportunismo de políticos y empresarios que aprovechan cualquier situación para sacar provecho, pero también refleja las miserias de una sociedad enajenada por la televisión y las redes sociales que, en buena medida, están fomentando una cultura de la frivolidad que ha llevado casi al estrellato a una desconocida joven quinceañera, o a un Enrique Peña Nieto, el hombre apuesto -aunque de probada incapacidad política- promovido por las televisoras que muchas mujeres quisieron como presidente de la República con el "Enrique, bombón, te quiero en mi colchón".

    Un mensaje paterno de buena voluntad, desposeído de cualquier otro interés que no fuera el de compartir con su comunidad el festejo de los XV años de Rubí Ibarra, fue convertido en todo un acontecimiento no sólo nacional sino internacional por obra de medios, empresarios, políticos y usuarios de las redes sociales.

    Leer más...
  • Un alcalde autoritario y populista

    ¿Puede un presidente municipal autoasignarse obras que benefician a sus negocios? Sin duda que puede.... ¡pero no debe! Sin embargo, el alcalde Ricardo Gallardo Juárez ha decidido vender material de construcción de una de sus empresas para la realización de obras pequeñas - menores a 500 mil pesos, las cuales por ley se pueden asignar directamente sin licitación- y supuestamente ahorrar dinero al Ayuntamiento.

    El benévolo Gallardo ha desafiado incluso a la autoridad al señalar que no le importa que la Auditoría Superior del Estado le llegue a hacer observaciones en las cuentas públicas, pues lo importante es que se hagan obras en beneficio de la gente y "yo creo que la ciudadanía no ve mal que en un momento determinado se metieran facturas de cemento para calles, y que vieran la cantidad de obras que se pueden hacer sin tener que licitar y sin tener que pagarle a gente”.

    Leer más...
  • La costosa propaganda gubernamental difundida en los medios

    Una de las prácticas más injustas en que incurren los gobiernos es pagar cada año carretadas de dinero a los medios de comunicación para promover la imagen de los gobernadores o de los alcaldes mientras se reducen presupuestos a áreas prioritarias y se profundizan las carencias y necesidades de la mayoría de la población.

    La administración de Juan Manuel Carreras destinó este 2016 la modesta suma de 74 millones 182 mil pesos a gastos de comunicación social. Con esos recursos se ha pagado a los medios para promover programas y acciones de gobierno que en el fondo tienen el propósito de proyectar una imagen positiva del gobernador del estado. Esa cantidad representa el doble del monto que se destinó al Instituto Estatal de Infraestructura física Educativa, el cual ascendió a 37 millones 213 mil pesos,  y es ocho veces mayor al presupuesto destinado a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, cuyo presupuesto para 2016 ascendió a 9 millones 666 mil pesos, en un año donde se ha multiplicado el número de víctimas del delito, con el antecedente de que este problema viene creciendo desde años anteriores.

    Leer más...
Miércoles, 22 de Febrero de 2012 03:48

Candidatos No Registrados, la opción

por  Reflexión Ciudadana
Vota este artíiculo
(0 votos)

Ante la muy escasa capacidad, prestigio, compromiso social y ética política mostrada por cientos de candidatos a puestos de elección popular en décadas recientes, los votantes  nos formulamos ahora la pregunta,  ¿por quién voy a votar en las próximas elecciones?

Nos encontramos ante la disyuntiva de que, ya no es tanto quién es buen candidato para llevar nuestra voz a los distintos espacios de representación, sino quién es “el menos malo o el menos peor”.

 

A eso nos ha orillado la clase política que ha gobernado nuestro país y el estado pensando que no nos queda otra opción, ya no para aspirar a mejores condiciones de vida sino al menos para mantener las que tenemos. Pero quizá no te has dado cuenta que esa actitud, que esa posición, no ofrece ningún cambio en tu vida, ni da mejores oportunidades de bienestar y superación a tu familia y menos modifica las enormes desigualdades sociales que existen.

Como ya está plenamente demostrado en los últimos 40 años, los gobiernos de todos los partidos y de todos los colores han sido incapaces de responder a las demandas más sentidas de la población y hasta de resolver las necesidades más elementales de amplias franjas de mexicanos que aun carecen de agua potable, drenaje, energía eléctrica y pavimentación en sus calles, o no tienen empleo o el salario que perciben apenas les alcanza para cubrir necesidades básicas.

Volver a votar por las mismas opciones que nos ofrecen los partidos políticos lo único que provocará es que las cosas sigan como están o incluso que empeoren; los que sí  está claro es que no van a mejorar.

Si votamos por los de siempre, por los mismos partidos y candidatos -porque vaya que hay políticos que llevan años postulándose para uno y otro puesto de elección y esta vez no será la excepción– las débiles condiciones de nuestra economía, el empleo, la educación, las oportunidades de desarrollo y la deficiente calidad de vida que padecemos gran parte de la población se mantendrán como hasta ahora.

Mientras sigamos resignados a que las cosas no van a cambiar, a mantenernos en nuestra zona de confort porque tenemos medianamente resueltas nuestras necesidades o, peor aún, a aceptar que no podemos tener un mejor trabajo, un mejor salario, un empleo digno para nuestros hijos o una educación  de calidad que los lleve a competir en el nuevo entorno global en el que nos encontramos, nada cambiará.

El problema está en que no hemos sido capaces de superar esa barrera psicológica de votar “aunque sea” por el menos malo, y darnos la oportunidad de buscar otra alternativa. Preferimos conformarnos y acogernos a ese famoso refrán que dice: “más vale malo por conocido que bueno por conocer”.

El problema está en que los mexicanos no nos hemos atrevido a arriesgar en busca de algo diferente, de algo que nos permita ver y vivir cosas nuevas y tener una esperanza de que las cosas sí van a mejorar.

Por eso la pregunta es, ¿y qué puedes perder si votas por un opción distinta a lo que siempre te han ofrecido y que está comprobado que no funciona?

Desde luego que votar por una opción diferente no necesariamente es una garantía absoluta de que nos llevará a mejores estadios de vida, pero si una posibilidad real de que así suceda porque se trata de ciudadanos probos, honestos, cuya trayectoria dé muestras de estar comprometido con las causas de sociedad –y no de la clase política y del poder económico-, lo que nos da mayores garantías de que irá a representar nuestros legítimos intereses en el cargo de elección popular que pueda ocupar.

Por eso la alternativa está en votar por candidatos no registrados que bajo esa denominación aparecen en las boletas electorales y en los cuales debemos colocar el nombre de aquel que hayamos elegido.

La enorme ventaja de los candidatos no registrados es que son personas independientes, que no tienen los compromisos que aquellos que llegan postulados por los partidos políticos. Su único compromiso es con quienes votan por ellos, es decir, con los ciudadanos.

Por supuesto que elegir un candidato no registrado que sí represente nuestros intereses, implica elegirlo con inteligencia y -de la mayor relevancia- con información suficiente y de calidad que nos permita tener la certeza de que es un aspirante que llevará la camiseta de la ciudadanía.

No lo olvides. Ya han sido muchos años de padecer gobernantes ineptos y corruptos que lo único que buscan es satisfacer sus intereses, los de sus padrinos políticos y los de las cúpulas de los partidos que los postulan. No hay posibilidad de engaño, tú lo has comprobado por décadas.

No te conformes con más de los mismo, con votar por el menos malo, con mantener tu estatus de vida; con vivir en un país, en un estado o en un municipio donde prevalece la marginación social y donde las oportunidades son solo para unos pocos privilegiados que te han robado la posibilidad de un mejor futuro para ti y tu familia, y para la comunidad en la que vives.

Recuerda: la única forma de que las cosas mejoren es votando por una opción diferente, y esa opción diferente la representan los candidatos no registrados que tú elijas por su trayectoria y compromiso social.

Decídete, arriésgate y di “lo voy a intentar”, porque sólo así podemos aspirar a cosas mejores: a mejores oportunidades de empleo para ti y para tus hijos, a mejores salarios, a mejores niveles de educación. En suma a mejores niveles de bienestar. Tú, tu familia y tu comunidad lo merecen.

Ultima modificación el Miércoles, 22 de Febrero de 2012 04:09

Dejar comentario

  • Editorial

    De salarios exorbitantes y la insensibilidad de los funcionarios

    Una de las muchas formas como la clase política pretende engañar a la ciudadanía en cuanto a sus remuneraciones es dando a conocer su salario base -antes de que existieran las leyes de transparencia ni eso hacían-  pero ocultando los bonos, compensaciones y otras percepciones que elevan significativamente sus ingresos.

    Ahora, con el Presupuesto de Egresos aprobado al gobierno del Estado para 2017 y que se puede consultar en la Gaceta Parlamentaria del Congreso local del pasado 15 de diciembre,  sabemos realmente cuánto percibirán los funcionarios de los tres Poderes del Estado y de otras entidades públicas el año próximo.

    A causa de una reforma al artículo tercero de la Ley de Coordinación Fiscal, según ha informado el secretario de Finanzas del gobierno del estado,  José Luis Ugalde, a partir de 2017 los bonos y compensaciones que reciben los funcionarios del Poder Ejecutivo se integran a su salario base, de modo que ahora queda más claro cuánto ganarán realmente. De hecho el sueldo base no se incrementará el año entrante pero aparece con un monto mayor al de 2016 debido a la integración de los ingresos extraordinarios que reciben.

    Así las cosas, el gobernador Juan Manuel Carreras nos ha querido engañar publicando en la página de internet del gobierno estatal que su sueldo en este 20016 es de 139 mil 005.00 pesos mensuales, cuando en realidad, con las remuneraciones adicionales que recibe, asciende a 185 mil 993.16 pesos, es  decir 2 millones 231 mil 918 pesos en este año, que es el ingreso total que tendrá también el año próximo.

    Los diputados, que nos dijeron que en un acto de transparencia integrarían todos sus ingresos para que su sueldo a partir de octubre de este año quedara en 114 mil pesos mensuales,  en 2017 ganarán 162 mil 816.04 pesos, y con prestaciones y compensaciones incluidas obtendrán una remuneración anual de 2 millones 207 mil 785.50 pesos cada uno. Cabe señalar que la mayoría de los legisladores ha dicho que donará 25 mil pesos mensuales de su sueldo para canalizarlo a obras sociales, que les serán descontados directamente por la Secretaría de Finanzas. De cualquier manera, les seguirán quedando 137 mil 816.04 pesos de ingreso mensual.

    Leer más...