Lunes, 06. Julio 2015

Para Reflexionar

  • Legislatura cara y opaca

    En el ocaso de su gestión, La LX legislatura del estado, que se comprometió a ser transparente y austera, hizo todo lo contrario con tal de mantener sus privilegios. Medios informativos hicieron pública la opacidad de los diputados que en los primeros meses de trabajo ocultaron las actas de la Junta de Coordinación Política, instancia en la que se toman las principales decisiones del Congreso, particularmente las relativas al uso y reparto de los recursos públicos. La propuesta de la diputada Rosa María Huerta de recudir 20 por ciento el salario de los legisladores -que oscila entre los 2 y los 3 millones de pesos anuales-  y la de Alejandro Lozano "Boris", de reducir el aguinaldo de 90 a 40 días, en un principio aparentaron tener el respaldo de las principales fracciones partidistas, pero poco a poco se hicieron sentir las voces que se resistían a renunciar a semejantes beneficios y ambas propuestas fueron perdiendo  fuerza hasta que el tiempo y la falta de presión social y mediática las condenó al olvido. Dejemos de creer en las "buenas intenciones" de los diputados y ahora que en septiembre entran los nuevos la sociedad debe exigirles  verdadera austeridad y rendición de cuentas si no queremos que, como en legislaturas anteriores y como en la saliente, nos vuelvan a saquear.

    El interés personal de Mario García vs el interés social

    Uno de los problemas que con frecuencia padecen los habitantes de la ciudad de San Luis Potosí es el de las inundaciones por lluvias, pero El Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICyT) tiene la solución. Informa que con la construcción de cárcamos de captura de agua y de reinyección al subsuelo se puede resolver el problema. Aunque no específica la cantidad que se requeriría, estima que la inversión sería de "varios millones de pesos". ¿Cuántos podrían ser?, ¿30 millones, 40 millones, 50 millones de pesos? Pues con la cantidad que el alcalde Mario García Valdez gastó en imagen para promoverse en los medios en 2014 se pudo haber hecho esta obra y resolver uno de los problemas más recurrentes en la ciudad. Sí, Mario García gastó el año pasado 65.7 millones de pesos en la promoción de su imagen, cuando todavía apostaba a obtener la candidatura del PRI al gobierno del estado. Un alcalde gastando dinero de nuestros impuestos en un objetivo personal en lugar de invertir en la solución de un problema de la ciudad  que genera baches, caos vehicular y accedentes viales. Por actos como estos no prospera la ciudad.

    Leer más...
  • Pese a los agravios, otra vez votaron por los de siempre

    Con los resultados obtenidos en San Luis Potosí, de acuerdo a los cuales el PRI ganó la gubernatura de estado, ¿hacemos cierta aquella máxima de que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen?

    Porque difícilmente se puede explicar cómo los electores volvieron a votar por un partido que históricamente les ha negado la posibilidad de pensar en un futuro mejor, que mantiene estancada la economía con el dólar en su nivel más alto, con una corrupción rampante que se simboliza en residencias de costos multimillonarios propiedad de altos funcionarios, que ha sido incapaz de controlar la violencia y de dar garantías de paz y seguridad a las familias.

    Leer más...
  • Candidatos No Registrados quintuplican su votación
    • Hubo CNR que obtuvieron más votos que los candidatos de partido

    Alejandro Rubín de Celis

    Le elección del pasado 7 de junio en San Luis Potosí deja una importante lección a los partidos políticos: la ciudadanía ha empezado a voltear a ver a los ciudadanos de a pie como candidatos viables que pueden representar sus intereses y aspiraciones. Algunos de ellos, incluso, fueron capaces de derrotar en las urnas a sus candidatos sin contar con estructura, recursos públicos, acceso a medios de comunicación y el apoyo del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (Ceepac). Fue además una muestra de que no se requiere de las enormes cantidades de dinero que se les proporcionan a los partidos y sus abanderados para realizar campañas y ganar una elección.

    Leer más...
  • Sonia Mendoza regresará al Senado… ¡para seguir saqueando el presupuesto público!

    Sonia Mendoza es sin duda la gran perdedora de las elecciones potosinas pues fue derrotada en la contienda por el cargo más codiciado: la gubernatura del Estado.

    De nada le sirvió el cuestionado triunfo que obtuvo en la elección interna panista en la que su contendiente Alejandro Zapata denunció la intervención de la dirigencia estatal para favorecerla. Tampoco le resultó cambiar artificialmente su aspecto físico con ayuda del fotoshop, ni los millones de pesos que gastó en propaganda con nuestro dinero, ni la marcha que encabezó con Gustavo Madero, dirigente nacional del PAN para presionar al órgano electoral alegando irregularidades suficientes para cambiar el resultado de la elección que favoreció al priísta  Juan Manuel Carreras.

    Leer más...
  • Los que fueron a votar para que todo siga igual

    Juan Antonio González

    En San Luis Potosí nadie podría sentirse satisfecho y mucho menos contento y, no digamos esperanzado por los resultados de las elecciones del pasado 7 de junio: ganaron los partidos y perdieron los ciudadanos.

    Se ha festejado hasta el cansancio por el hecho de que hubo una participación en la elección para gobernador de 57 por ciento del electorado y no se ha considerado la lectura contraria, pues en todo caso, 43 por ciento de los ciudadanos enlistados en el padrón no fueron a votar.

    O sea, Juan Manuel Carreras López resultó electo en un proceso en el que 43 de cada cien ciudadanos con derecho a votar decidieron no hacerlo.

    Leer más...
  • El gobierno de las falsas mayorías

    Victoriano Martínez Guzmán

    En los últimos 20 años, el municipio de San Luis Potosí ha sido gobernado por alcaldes que han recibido el apoyo de apenas uno de cada cinco electores.

    A pesar de ello, el triunfalismo con el que llegan los hace presumir de victorias con cifras alegres, como en el caso de la elección del pasado 7 de junio, en la que se atribuye al vencedor el 47.82 por ciento de la votación válida emitida.

    Leer más...
Miércoles, 22 de Febrero de 2012 03:48

Candidatos No Registrados, la opción

por  Reflexión Ciudadana
Vota este artíiculo
(0 votos)

Ante la muy escasa capacidad, prestigio, compromiso social y ética política mostrada por cientos de candidatos a puestos de elección popular en décadas recientes, los votantes  nos formulamos ahora la pregunta,  ¿por quién voy a votar en las próximas elecciones?

Nos encontramos ante la disyuntiva de que, ya no es tanto quién es buen candidato para llevar nuestra voz a los distintos espacios de representación, sino quién es “el menos malo o el menos peor”.

 

A eso nos ha orillado la clase política que ha gobernado nuestro país y el estado pensando que no nos queda otra opción, ya no para aspirar a mejores condiciones de vida sino al menos para mantener las que tenemos. Pero quizá no te has dado cuenta que esa actitud, que esa posición, no ofrece ningún cambio en tu vida, ni da mejores oportunidades de bienestar y superación a tu familia y menos modifica las enormes desigualdades sociales que existen.

Como ya está plenamente demostrado en los últimos 40 años, los gobiernos de todos los partidos y de todos los colores han sido incapaces de responder a las demandas más sentidas de la población y hasta de resolver las necesidades más elementales de amplias franjas de mexicanos que aun carecen de agua potable, drenaje, energía eléctrica y pavimentación en sus calles, o no tienen empleo o el salario que perciben apenas les alcanza para cubrir necesidades básicas.

Volver a votar por las mismas opciones que nos ofrecen los partidos políticos lo único que provocará es que las cosas sigan como están o incluso que empeoren; los que sí  está claro es que no van a mejorar.

Si votamos por los de siempre, por los mismos partidos y candidatos -porque vaya que hay políticos que llevan años postulándose para uno y otro puesto de elección y esta vez no será la excepción– las débiles condiciones de nuestra economía, el empleo, la educación, las oportunidades de desarrollo y la deficiente calidad de vida que padecemos gran parte de la población se mantendrán como hasta ahora.

Mientras sigamos resignados a que las cosas no van a cambiar, a mantenernos en nuestra zona de confort porque tenemos medianamente resueltas nuestras necesidades o, peor aún, a aceptar que no podemos tener un mejor trabajo, un mejor salario, un empleo digno para nuestros hijos o una educación  de calidad que los lleve a competir en el nuevo entorno global en el que nos encontramos, nada cambiará.

El problema está en que no hemos sido capaces de superar esa barrera psicológica de votar “aunque sea” por el menos malo, y darnos la oportunidad de buscar otra alternativa. Preferimos conformarnos y acogernos a ese famoso refrán que dice: “más vale malo por conocido que bueno por conocer”.

El problema está en que los mexicanos no nos hemos atrevido a arriesgar en busca de algo diferente, de algo que nos permita ver y vivir cosas nuevas y tener una esperanza de que las cosas sí van a mejorar.

Por eso la pregunta es, ¿y qué puedes perder si votas por un opción distinta a lo que siempre te han ofrecido y que está comprobado que no funciona?

Desde luego que votar por una opción diferente no necesariamente es una garantía absoluta de que nos llevará a mejores estadios de vida, pero si una posibilidad real de que así suceda porque se trata de ciudadanos probos, honestos, cuya trayectoria dé muestras de estar comprometido con las causas de sociedad –y no de la clase política y del poder económico-, lo que nos da mayores garantías de que irá a representar nuestros legítimos intereses en el cargo de elección popular que pueda ocupar.

Por eso la alternativa está en votar por candidatos no registrados que bajo esa denominación aparecen en las boletas electorales y en los cuales debemos colocar el nombre de aquel que hayamos elegido.

La enorme ventaja de los candidatos no registrados es que son personas independientes, que no tienen los compromisos que aquellos que llegan postulados por los partidos políticos. Su único compromiso es con quienes votan por ellos, es decir, con los ciudadanos.

Por supuesto que elegir un candidato no registrado que sí represente nuestros intereses, implica elegirlo con inteligencia y -de la mayor relevancia- con información suficiente y de calidad que nos permita tener la certeza de que es un aspirante que llevará la camiseta de la ciudadanía.

No lo olvides. Ya han sido muchos años de padecer gobernantes ineptos y corruptos que lo único que buscan es satisfacer sus intereses, los de sus padrinos políticos y los de las cúpulas de los partidos que los postulan. No hay posibilidad de engaño, tú lo has comprobado por décadas.

No te conformes con más de los mismo, con votar por el menos malo, con mantener tu estatus de vida; con vivir en un país, en un estado o en un municipio donde prevalece la marginación social y donde las oportunidades son solo para unos pocos privilegiados que te han robado la posibilidad de un mejor futuro para ti y tu familia, y para la comunidad en la que vives.

Recuerda: la única forma de que las cosas mejoren es votando por una opción diferente, y esa opción diferente la representan los candidatos no registrados que tú elijas por su trayectoria y compromiso social.

Decídete, arriésgate y di “lo voy a intentar”, porque sólo así podemos aspirar a cosas mejores: a mejores oportunidades de empleo para ti y para tus hijos, a mejores salarios, a mejores niveles de educación. En suma a mejores niveles de bienestar. Tú, tu familia y tu comunidad lo merecen.

Ultima modificación el Miércoles, 22 de Febrero de 2012 04:09

Dejar comentario

  • Editorial

    San Luis necesita muchos Kumamoto

    Las elecciones del pasado 7 de junio representaron una señal de alarma para los partidos políticos que por primera vez han presenciado cómo candidatos que no se postularon bajo  sus siglas fueron capaces de arrebatarles importantes bastiones de poder, mientras que otros que participaron sin registro, aunque no los doblegaron en las urnas, obtuvieron un importante número de votos procedentes de electores que están hastiados de las camarillas partidistas.

    El caso más representativo del triunfo de candidatos independientes por tratarse de la elección de todo un estado es el de Jaime Rodríguez, El Bronco, que ganó la elección de gobernador en Nuevo León. Están también los casos de Alfonso Martínez Alcázar que ganó la alcaldía de Morelia, Michoacán, y el de Manuel Clouthier Carrillo, que triunfó como independiente a una diputación federal por el estado de Sinaloa.         Sin embargo, estos tres candidatos independientes fueron en otro tiempo miembros de algún partido político, no así el caso de Pedro Kumamoto Aguilar, el joven de 25 años de edad que con 250 mil pesos, un discurso diferente, sin acarreados ni estructura, y una creativa  campaña en redes sociales fue capaz de remontar a sus contendientes en el décimo distrito de Jalisco y hoy es diputado electo al Congreso de esa entidad.

    Kumamoto es sin duda un genuino representante ciudadano -quizá el único entre los independientes que ganaron-, no sólo porque su origen es netamente social sino porque todo su proyecto se basó en recoger las inquietudes y necesidades de la gente de su distrito. El joven gestor cultural, que todavía como alumno participó en el Observatorio  Legislativo de la universidad donde estudio y en una organización civil -Wikipolítica- que busca mejorar la calidad de la democracia, también tocó puertas, acudió a los mercados y las plazas y realizó mítines para exhortar a los electores a  votar por una opción diferente.

    Kumamoto recogió iniciativas que llevará al Congreso jalisciense a partir de una agenda legislativa construida por los propios electores de su distrito. Primero aplicó una encuesta para conocer las necesidades y propuestas de la gente y luego organizó mesas de trabajo  con vecinos y ciudadanos de su demarcación de donde surgió un diagnostico y los principales problemas a resolver: seguridad, movilidad, desarrollo económico, combate a la corrupción, rescate de espacios públicos, entre otros. Paradójicamente, el joven de 25 años no incluyó en su agenda legislativa temas sobre jóvenes. La razón: ninguno fue planteado por habitantes de su distrito.

    Leer más...

  • Carta al Ceepac sobre Candidatos No Registrados

    San Luis Potosí, S.L.P., a 18 de febrero de 2015

     

    MTRA. LAURA ELENA FONSECA LEAL

    Consejera Presidenta del Consejo Estatal Electoral

    y de Participación Ciudadana

    Presente.

    HÉCTOR BLANCO CEDILLO, GUILLERMO PIZZUTO ZAMANILLO, HUGO ANTONIO MORALES YANEZ, ALFREDO LUJAMBIO RAFOLS, ALFREDO LUJAMBIO CATAÑO, LUIS ANTONIO VILET COMPEÁN, MEXICANOS MAYORES DE EDAD, CON DOMICILIO PARA OIR NOTIFICACIONES EN LA CASA MARCADA CON EL NUMERO 110 DE LAS CALLES MONTES CERVINOS, DEL FRACCIONAMIENTO CUMBRES DE SAN LUIS, DE ESTA CIUDAD, POR NUESTROS PROPIOS DERECHOS, ATENTAMENTE EXPONEMOS:

    Tradicionalmente, las campañas electorales de los partidos y las de promoción del voto, se centran en convocar a la ciudadanía a elegir entre las candidaturas propuestas por aquellos, lo que resulta en la mutilación, en la propaganda política, de una de las opciones con que cuentan los electores.

    El artículo 374 de la Ley Electoral señala que "Una vez comprobado que el elector aparece en las listas nominales y que haya exhibido su credencial para votar, el presidente de la mesa directiva de casilla le entregará las boletas de las elecciones para que libremente y en secreto marque en la boleta únicamente el cuadro correspondiente al partido político o candidato independiente por el que sufraga, o anote el nombre del candidato no registrado por el que desea emitir su voto".

    La lectura de ese artículo reduce la posibilidad del voto ciudadano a dos tipos de candidatos: candidatos registrados (sean de partidos políticos o independientes) y los candidatos no registrados. En consecuencia, tan importante es que los electores sepan que pueden votar por los primeros como por los segundos.

    Leer más...