¡Gracias Conchita!


Publicado el 19/12/2017


Conchita: en el centenario de tu nacimiento (27 de noviembre pasado), resulta indispensable rendirte un homenaje y darte las gracias por tantas cosas que has hecho por nosotros, por todos los mexicanos.

         Gracias por estar siempre al frente en la resistencia civil pacífica para condenar los abusos del poder político y militar y exigir la vigencia de los derechos civiles y políticos de los ciudadanos.

         Gracias por haber soportado el sufrimiento que significa el encarcelamiento y la tortura de tu compañero inseparable, el doctor Salvador Nava Martínez y, a pesar de ello, continuar la lucha por la dignidad ciudadana como una cruzada de vida.

Gracias por la congruencia manifiesta en todos tus actos, porque nunca mostraste debilidad frente al poderoso a pesar de las amenazas y de la represión siempre cercanas.

         Gracias por tu activismo en la vida pública, no sólo de San Luis Potosí, siempre al lado de ese gran líder civilista, sino también en el escenario nacional, especialmente  con tu destacada participación en la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI) para lograr acuerdos entre el gobierno federal y el EZLN y alcanzar la paz en Chiapas y en todo México.

         Gracias por tu incansable lucha por la democracia (más allá de lo electoral y más cerca del bien común y de hacer sociedad), por el respeto a los derechos humanos y por la dignidad de las personas (elemento central que siempre fue parte del discurso y la acción junto con el doctor Nava).   

         Hace poco dijiste que todavía tienes responsabilidades que cumplir que te obligan a no quedarte callada e indiferente. Es admirable tu actitud y ese espíritu de lucha que nos contagia y obliga a rescatar los valores del Navismo para que no triunfe el abuso, la mezquindad y la falta de respeto a la dignidad de las personas. 

         Eres una mujer ejemplar en lo moral y en lo cívico, como madre, esposa, activista y líder social.

         Por eso eres un baluarte del Navismo que siempre te tiene y te tendrá presente como guía en el camino por un San Luis y un México mejor en los que se combata efectivamente la corrupción y la impunidad y se viva con paz y en un auténtico Estado de Derecho.  

         Gracias siempre, Conchita, por todo lo que has hecho por nosotros.





}