Miércoles, 28. Septiembre 2016
  • ¿De dónde sale el dinero para las dádivas?

    ¿De dónde salieron los 13 millones 603 mil pesos para pagar 53 mil paquetes de útiles escolares (que luego se informó oficialmente que eran 70 mil) que se entregaron a estudiantes de primaria y secundaria del municipio de San Luis Potosí? ¿De dónde sale tanto dinero para instalar plantas purificadoras de agua (ya van 15 en un año y a sobreprecio) y para regalar garrafones y despensas en colonias populares?

    A ciencia cierta no so se sabe porque el Ayuntamiento de la capital se niega a transparentar ciertos gastos que han generado sospechas (abrirlos le ayudaría a ganar credibilidad), como sucedió también con los 34 millones de pesos que se pagaron a la fantasmagórica proveedora Sandra Sánchez Ruiz por la compra de medicamentos para personal de confianza.

    Lo que sí es posible conocer a través del apartado de transparencia del portal de internet del Ayuntamiento es que, en 10 meses,  la administración encabezada por Ricardo Gallardo Juárez ya incrementó las cuentas por pagar en 95 millones 253 mil pesos. Gallardo recibió el rubro de cuentas por pagar (entre las que se encuentran el  pago a proveedores y contratistas) con un adeudo al 1 de octubre de 2015, cuando tomó posesión, de 631 millones 231 mil pesos, y al mes de agosto de este año la cifra ya se había incrementado a 726 millones 484 mil pesos.

    Una de las estrategias más socorridas por Gallardo Juárez  para ganarse a la gente de escasos recursos con miras a reelegirse como alcalde y preparar el terreno para la elección de gobernador en 2021, es la entrega de despensas, un acto reprobable porque sólo cubre necesidades de manera momentánea pero que no resuelve de fondo las enormes carencias que padecen las familias de bajos ingresos.

    Leer más...
  • Diputados: abusivos, ridículos, improductivos y opacos

    ¿Qué hacemos con unos diputados que a un año de haber iniciado su ejercicio lo único que han dejado en el camino son abusos, frivolidades, opacidad e improductividad?

    y la nota más alta que obtuvieron fue de 4.2 sobre 10. ¡Todos reprobados... y unos con cero! (evaluación completa aquí: http://congresocalificado.mx/top-legislativo). Pero eso sí, qué buenos salieron para entregar dádivas con el dinero de todos nosotros para ganar simpatías con miras a brincar a un nuevo puesto en 2018. ¿Una diputación federal? ¿Una senaduría? ¿Una presidencia municipal?

    En los primeros meses, las frivolidades, los escándalos y el ridículo. Un diputado Sergio Desfassiux que llora en tribuna y se toma fotos con una botarga, el mismo que va e insulta a otro diputado, Oscar Bautista, en plena sesión; otro "legislador", José Luis Romero Calzada, que baila en los pasillos de la sala de plenos a ritmo de cumbia colombiana con un chavo banda; otros más que entregan la "charola" y una diputada Rebeca Terán que les dice que más que entregar placas entreguen resultados. Bien lo reconoció Oscar Vera: "si estamos haciendo el ridículo todos los días, un día más no pasa nada".

    Leer más...
  • Simula Carreras que gobierna con la gente

    Juan Antonio González

    Es un vicio, una tendencia malévola de los gobernantes que, cuando hablan o informan de algo, se empeñan en decir que no lo habrían hecho sin el apoyo, esfuerzo e impulso de la sociedad. De manera especial, en los informes de gobierno, se recurre a ese artilugio con el despropósito de afirmar que ciudadanos y gobernador trabajan a la par y que unos se apoyan en los otros.

    El discurso del Primer Informe de Gobierno de Juan Manuel Carreras López se sustenta en esa premisa falsa de que gobierno y pueblo son uno solo. En los hechos se ignora a la gente pero se le utiliza en el discurso político en un auténtico ejercicio de simulación. La gente es  la que menos contó en el Informe.

    “Las obras y acciones que se reseñan en el Primer Informe de Gobierno son fruto del esfuerzo de los potosinos y de su gobierno. Es muy alentador lo que estamos logrando juntos”, dijo Carreras.

    Leer más...
  • Necesario desmantelar al gobierno de cajas sorpresa

    Victoriano Martínez Guzmán

    “Gobierno abierto es una forma de hacer política basada en tres grandes pilares: transparencia, participación y colaboración, pero por ese orden. Porque si no tenemos total transparencia jamás podremos participar con garan-tías, ni mucho menos co-gestionar. El gobierno abierto tiene que darse con dos factores: uno, la apertura de los datos públicos y dos, teniendo en cuenta la comunicación para poder explicar esos datos porque si no, no conseguiremos nada”.

    En esa síntesis que hace la periodista española Nagore de los Ríos, fundadora de la primera plataforma de Gobierno Abierto de habla hispana llamada Irekia, describe exactamente lo opuesto a lo que las autoridades potosinas ponen en práctica, por mucho que el 7 de julio de 2015 hayan firmado los tres poderes y la CEGAIP una Declaración Conjunta para la Implementación de Acciones para un Gobierno Abierto.

    Leer más...
  • Un insulto a la inteligencia

    Alejandro Rubín de Celis

    Con el uso de la palabra "Gallardía" en la propaganda oficial del Ayuntamiento de la capital, el alcalde Ricardo Gallardo Juárez insulta la inteligencia de los ciudadanos al señalar que la palabra existe en el diccionario y que no hay razón para que se relacione con su apellido. Su deducción según se entiende es que "Gallardía" y "Gallardo" no tienen porqué asociarse. ¿Acaso cree el alcalde que somos unos tontos como para tragarnos esa infantil y absurda explicación? ¿Es así como pretende tratar el presidente municipal a sus mandantes, como retrasados mentales que no pueden comprender la más que clara relación entre la palabra Gallardía y su apellido?

    Con estas insulsas explicaciones, a las que nadie puede darles credibilidad,  Gallardo Juárez ha pretendido desacreditar las críticas que distintos sectores de la sociedad y representantes de organizaciones políticas han proferido por el uso de la palabra Gallardía en muros, espectaculares, radio, televisión, internet, prensa escrita y toda clase de medios y soportes a su alcance.

    Leer más...
  • Más políticas que económicas, las razones del recorte presupuestal

    Mucho se ha criticado el recorte presupuestal de 239 mil millones de pesos anunciado por el gobierno federal en el proyecto de Presupuesto para 2017, que de acuerdo a lo que se ha informado afectaría áreas estratégicas de la economía, la educación y la seguridad del país, entre otras. Páginas y páginas impresas y electrónicas, espacios de opinión en radio y televisión y también en redes sociales, se han destinado para cuestionar esta significativa disminución del presupuesto, producto entre otros factores, según se ha dicho, de los bajos precios internacionales del petróleo, la paridad del peso frente al dólar (que entre diciembre de 2012 y septiembre de 2016, es decir, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, alcanzó una devaluación del 55 por ciento), y una deuda pública que ha llegado a los 6 billones 519 mil 981 millones de pesos de acuerdo a reportes de la Secretaría de Hacienda.

    Entre las grandes preocupaciones expresadas por analistas están la disminución de 37 mil 282 millones de pesos a la Secretaría de Educación Pública, 14 por ciento menos que lo asignado en 2016; una reducción de 10 mil 399 millones de pesos al sector salud, 7.8 por ciento menos que este año;  y un recorte de casi mil millones de pesos al renglón de seguridad en los estados.

    Leer más...
  • Editorial

    No nos desanimemos

    El mismo día que el presidente Enrique Peña Nieto dio su grito de Independencia en medio de miles de acarreados en una ceremonia bajo absoluto control gubernamental, otros varios miles de mexicanos marcharon por Paseo de la Reforma en la ciudad de México para exigir la renuncia del ocupante de Los Pinos.

    Hay tantos mexicanos ofendidos, la indignación ha llegado a tal grado por tanta mentira, corrupción, impunidad e injusticia, que miles, sin líderes partidistas o sindicales que quisieran manipularlos, salieron por voluntad propia a las calles a exigir la renuncia de un mandatario que ha estado envuelto en escándalos una y otra vez, por situaciones y decisiones que están provocando un enorme agravio a la sociedad.

    El asesinato de 43 estudiantes de Ayotzinapa, la Casa Blanca, la mansión de Malinalco, la fuga del Chapo, la tesis plagiada, los departamentos de Miami, la invitación a Donald Trump, la inseguridad galopante y la devaluación del peso, fueron llenando el vaso que acabó por derramarse para que millares de dignos ciudadanos decidieran marchar para exigir la renuncia del presidente.

    Todavía hay muchos mexicanos que no se atreven a salir a protestar porque creen que ya la gente no se manifiesta en las calles, que las marchas y manifestaciones callejeras son cosa de pasado, pero no es así. Una cosa es que muchos medios oculten las expresiones de inconformidad de muchos grupos sociales o que manipulen los hechos para hacer creer que las marchas son violentas (publicando muchas veces los daños que causan personas infiltradas por  el propio gobierno en ellas para justificar acciones policiacas violentas y provocar temor en la población) y otra muy distinta que no existan manifestaciones genuinas y pacíficas en muchas ciudades del país.

    La marcha ciudadana del pasado 15 de septiembre es una prueba fehaciente de que muchos ciudadanos están dispuestos a salir a las calles y expresar su indignación ante tantos abusos e injusticias. Es momento de sumarnos a esta ola de inconformidad y hacerle ver, no solo a Peña Nieto, sino a la clase política toda, que ya no estamos dispuestos a permitir más agravios y vejaciones, que ya no es posible construir y lanzar en la televisión al próximo presidente de la nación porque hoy la sociedad es más madura y cuenta con medios no convencionales para informarse mejor de lo que sucede.

    No debemos desanimarnos, por el contrario veamos a esta marcha como una expresión esperanzadora del cambio, como el inicio (o el reinicio si se quiere) de una renovada actitud de protesta hacia todo aquello que signifique abuso e injusticia.

    Leer más...