En una concepción básica y sencilla, la democracia representativa consiste en que los ciudadanos y las personas en general cuenten con representantes en los órganos donde se toman las decisiones que afectan a una colectividad. A medida que los grupos sociales crecieron y se hicieron más complejas sus relaciones económicas, políticas y sociales, la toma de decisiones también se hizo más complicada hasta que hubo necesidad de que amplios grupos sociales depositaran en ciertas personas su confianza y el mandato popular para que representara sus intereses y necesidades en los órganos de gobierno.

            Las primera ideas de lo que hoy conocemos como democracia representativa fueron desarrolladas por la doctrina francesa de la época de la Ilustración en el siglo XVIII con el concepto de mandato representativo, y por grandes pensadores como Juan Jacobo Rousseau, que desarrolló el concepto de voluntad general, pero fue hasta el siglo XX que se acuño el enunciado tal como lo conocemos.

            En la historia moderna, el mecanismo más relevante para hacer efectiva la democracia representativa (también conocida como democracia indirecta) es el ejercicio ciudadano del voto, que de acuerdo a la Constitución y las leyes debe ser libre y secreto, y son los partidos políticos las entidades "de interés público" que se supone deberían velar por los intereses de la sociedad y llevar a los cargos públicos a quienes nos representan precisamente para hacer realidad nuestras demandas y atender nuestras necesidades.

            Pero al limitar la participación ciudadana al ejercicio del voto y al dejar en manos de los partidos la selección de candidatos a puestos de elección popular el sistema de representación social se ha deformado, no se diga en el ejercicio del poder. En cada elección celebrada en los últimos 30 años hemos constatado que el voto ha sido condicionado de muy diversas maneras (principalmente a través de la compra y coacción del sufragio) y que en buena medida ha dejado de ser libre, mientras que en los cerrados sistemas de selección de candidatos al interior de los partidos políticos impera más el dedazo, el amiguismo y el pago de facturas que los perfiles de verdadera representación general.

            La casi nula participación ciudadana a través de los partidos y el control de los procesos electorales, aunados al alejamiento de los funcionarios (emanados de los partidos) en la atención de las exigencias ciudadanas ha provocado la degradación total de un sistema político electoral y de partidos que en algún momento hubiese pretendido ser democrático.


Votación unánime en la eliminación del fueron en SLP (video)

Ver Video
Play video

Eliminación del fuero, otra victoria ciudadana

● Ahora viene un largo y sinuoso camino en el combate a la corrupción en SLP

Se consumó una batalla  más a favor de la sociedad civil. Pese a las grandes resistencias del gobernador y de diputados locales durante meses, finalmente el Congreso del Estado, por unanimidad, voto por la eliminación del fuero constitucional. Los 27 diputados, entre ellos el despreciado Manuel Barrera Guillén que presidió la sesión, votaron a favor del dictamen de comisiones que quita la ilegal inmunidad al gobernador y sus secretarios, los legisladores, los magistrados y los jueces, los presidentes municipales, al auditor del estado y a los titulares de los organismos constitucionales autónomos.


Sigue en marcha la agenda ciudadana

Fue algo nunca antes visto. Representantes de organizaciones civiles encabezando una reunión de trabajo en un recinto legislativo y, sentados a su izquierda, algunos diputados.

         Fue el Primer Foro Anticorrupción convocado por agrupaciones civiles y se desarrolló en la sala Manuel Gómez Morín del edificio Presidente Juárez del Congreso del Estado.


Contra la corrupción

Juan Antonio González

México es uno de los países más corruptos del mundo y a su vez, San Luis Potosí es uno de los estados más corruptos de México. Pocas veces se podría hacer algo contra la corrupción y los corruptos, pero ahora será posible hacer algo desde la vertiente ciudadana.


Ante logros el reto para la movilización social aumenta

Victoriano Martínez Guzmán

Exhibida la ecuación de la corrupción en el Congreso del Estado, el aparato gubernamental en pleno no ha hecho más que poner en marcha su infalible fórmula de remover algunas cosas para que todo siga igual.     

          


Vía libre a la propaganda con “gallardía”

Alejandro Rubín de Celis

No cabe duda de que el alcalde Ricardo Gallardo es un hombre muy poderoso, seguramente más que el mismo gobernador y parece tener tejida una red de complicidades que incluye autoridades de gobierno y de justicia.

        


Avance, sólo si cambiamos el régimen político vigente

Este sistema político que padecemos no tiene remedio y si no lo cambiamos los ciudadanos nadie lo hará por nosotros. Durante décadas la clase política que lo encabeza lo ha reinventado, ha practicado con astucia el juego de la simulación y ha controlado a los grupos disidentes sentándolos a la mesa y haciéndolos participes de los beneficios del poder.